Un joven murió a manos de las fuerzas de seguridad iraníes tras salir a celebrar la derrota de su selección frente a Estados Unidos en el Mundial de fútbol de Catar, informó la ONG Iran Human Rights (IHRNGO), con sede en Oslo.

“Su nombre era Mehran Samak, le dispararon en la cabeza las fuerzas del Estado al salir a festejar la derrota en la Copa del Mundo en Bandar Anzali la pasada noche, como muchos por todo el país. Solo tenía 27 años”, según la cuenta oficial en Twitter de IHRNGO.

De acuerdo con esa organización, las autoridades forenses han rechazado entregar el cuerpo del joven a la familia “a pesar de que una multitud de personas está reunida fuera del edificio para darle su apoyo”.

La selección iraní perdió hace dos días contra Estados Unidos (0-1) en la última jornada de su grupo, una derrota que supuso su eliminación del torneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *